Escila y Caribdis

Escila Caribdis

Escila y Caribdis, en la mitología griega, eran dos monstruos inmortales acechaban las estrechas aguas atravesadas por el héroe Odiseo en sus andanzas descritas en la Odisea de Homero.

Más tarde se localizaron en el Estrecho de Messina.

Scylla era una criatura sobrenatural, con 12 pies y 6 cabezas en cuellos largos y serpenteantes. Cada cabeza tenía una triple hilera de dientes, mientras que sus lomos estaban rodeados por las cabezas de los perros aulladores. Desde su guarida en una cueva devoraba todo lo que tenía a su alcance. En las Metamorfosis de Ovidio, se dice que era originalmente Escila era humana pero que se transformó por culpa de los celos mediante la brujería de Circe. 

Suele confundirse con la Escila que traicionó a su padre, el rey Nisus de Megara, por amor a Minos, rey de Creta.

Caribdis, que acechaba en la orilla opuesta, bebía y expulsaba las aguas tres veces al día y era letal para el transporte marítimo. Se le caracteriza como la personificación de un remolino. Odiseo escapó por los pelos de sus garras aferrándose a un árbol hasta que la improvisada balsa que se tragó volvió a salir a la superficie después de muchas horas.

Ambos dieron una expresión poética a los peligros a los que se enfrentaban los marineros griegos cuando se aventuraban por primera vez en las inexploradas aguas del Mediterráneo occidental. 

Estar "entre Escila y Caribdis" significa estar atrapado entre dos alternativas igualmente desagradables.

Dicho Popular

Hoy en día, la frase “entre la espada y la pared” es una expresión relativamente frecuente, pero esta frase se puede relacionar con otra anterior, “entre Escila y Caribdis”.

El concepto original del dicho es una elección entre dos peligros, que inevitablemente conducirían al daño.

Tradicionalmente, el mito de Escila y Caribdis se ha asociado con el tramo de agua conocido como el Estrecho de Messina. El Estrecho de Messina es el estrecho paso de agua que fluye entre Sicilia y el continente italiano. En su punto más angosto, el Estrecho tiene unos 3 km de diámetro. 

Caribdis

Se creía que el primero de los dos monstruos fue Caribdis, la personificación de un gigantesco remolino; un remolino donde el agua entraba y salía tres veces al día. Caribdis era capaz de hundir barcos enteros.

Algunos textos comentan que Caribdis era la hija de Poseidón, el Dios del Mar Olímpico, y Gaia, la Diosa de la Tierra; o como la descendencia de Ponto, el Dios del Mar Primordial, y Gaia.

Normalmente se creía que Caribdis nació monstruoso, pero se cuentan historias de la hija de Poseidón siendo transformada en una por Zeus. Esta transformación ocurrió porque Caribdis tuvo la afrenta de robar ganado de Heracles, el hijo de Zeus; o porque Caribdis había ayudado a Poseidón a aumentar el tamaño de su reino a expensas de Zeus, sumergiendo masas de tierra bajo el agua.

Charybdis

Escila

Escila es normalmente considerada la hija de Ceto (también conocida como Crataeis), una diosa primordial del mar. 

Homero describiría a Scylla como un monstruo con 12 pies, seis cuellos largos, cada cabeza con una boca mortal llena de dientes afilados. También se decía que Scylla aullaba como un lobo. Por lo tanto, Escila fue probablemente la personificación de un arrecife o afloramiento de rocas.

Un mito cuenta cómo Poseidón fue embelesado por Escila, en aquel entonces una la ninfa, causando muchos celos a su esposa Anfitrite. Ésta envenenaría la piscina en la que Scylla se bañaría, transformándola en el monstruo horripilante

Una segunda historia de transformación viene de la época romana, donde Glaucus, un dios menor del mar, se enamora de la belleza de Syclla.  Glaucus fue a Circe a buscar una poción de amor, pero Circe estaba enamorada de Glaucus, y buscando eliminar a un posible rival de amor, utilizó sus pociones mágicas para provocar la transformación de la bella ninfa al monstruo que ahora conocemos.

Como un monstruo, Scylla estaría situada frente a Charybdis, dentro de tunel de rocas formado en el estrecho de Messina. 

La otra Scylla

Como es común en las historias de la antigua Grecia, había una segunda figura también llamada Scylla, pero no relacionada con el monstruo. Esta Escila aparece en la historia de la vida de Minos, contada por Ovidio.

Escila era la hija del rey Nisos, rey de Megara. Durante la guerra entre Atenas y Creta, el rey Minos de Creta intentó conquistar Megara, siendo Nisos hermano del rey Egeo de Atenas. Nisos, sin embargo, era invencible mientras tuviera un mechón en el pelo de color púrpura.

 

Cuando Minos se acercó a Megara, fue espiado por Scylla, que se enamoró del rey cretense. Para que Minos se enamorara de ella, Scylla le cortó el mechón de pelo a su padre, lo que supuso una fácil victoria para el ejército invasor, y finalmente Nisos fue asesinado. Minos, sin embargo, en lugar de corresponder al amor de Scylla, se disgustó por la falta de lealtad mostrada por la princesa, y así Minos se alejó de Megara sin Scylla.

 

Scylla, que seguía enamorada de Minos,  comenzó a nadar después de que la flota partiera. Mientras nadaba, un águila de mar la atacó; era su padre, que se había transformado en el pájaro a su muerte. El ataque provocó que Scylla se ahogara, y ella misma se transformó en un ave marina, una que sería perseguida para siempre por el águila 

 

Historias de Scylla y Caribdis

Caribdis y Escila en la Odisea

Fue en la Odisea donde se produjo el encuentro más famoso de Escila y Caribdis. A su regreso de Troya, Odiseo le pidió consejo a la hechicera Circe, sobre el viaje de regreso a Casa.

Circe le dijo a Odiseo que navegara con su barco más cerca de Escila que de Caribdis, ya que, asumiendo que perderían parte de la tripulación era mejor perder seis hombres que todo el barco.

 

Caribdis y Escila en la Odisea

Una historia menos común también cuenta que Heracles se encontró con Scylla después de que el monstruo hubiera robado parte del ganado que él mismo le había robado a Geryon.

Hércules, el héroe griego localizó a Scylla y la mató; Scylla no era rival para Heracles; después de todo, ya había matado a la multicabeza Hydra.

Sin embargo, Scylla fue devuelta a la vida por los Forcys, con lo que el tramo de agua seguía siendo mortal para los barcos que pasaban.

Además de Escila y Caribdis, te puede interesar

ninfas

esfinge