Gorgonas

Gorgona Medusa

Las Gorgonas, tres criaturas aterradoras en la mitología griega, eran hermanas llamadas Stheno , Euryale , y Medusa (La reina). Las hijas del dios del mar Forcys y su hermana y esposa, Ceto, vivían en el oeste cerca de la puesta de sol.

Según la leyenda, las Gorgonas eran monstruos horribles con alas enormes, colmillos y garras afiladas y cuerpos cubiertos de escamas de dragón. Tenían sonrisas horribles, ojos fijos y serpientes retorciéndose por el pelo. Su mirada era tan aterradora que cualquiera que los miraba se convertía inmediatamente en piedra. Dos de las Gorgonas, Stheno y Euryale, eran inmortales, pero Medusa no lo era. En uno de los mitos griegos más famosos, el héroe Perseo la mata y la decapita con la ayuda de Atenea. La diosa más tarde colocó una imagen de la cabeza de Medusa en su armadura.

Las Gorgonas tenían tres hermanas conocidas como las Greas -apodadas las grises-.

Estas ancianas –Enyo, Pemphredo y Deinocompartían un ojo y un diente, y se turnaban para usarlos. Los Greas guardaban la ruta que conducía a sus hermanas, las Gorgonas. Perseo, sin embargo, les robó el ojo y el diente, forzándolos a ayudar en su búsqueda para encontrar y matar a Medusa”

Las tres Gorgonas se llamaban Stheno, Euryale y Medusa. Su mirada era tan aterradora que cualquiera que los miraba se convertía en piedra. Caravaggio pintó este escudo con la cara de Medusa en la década de 1590.

euryale mitologia

La Gorgona Medusa

Medusa era una de las tres hermanas Gorgonas, pero era la única mortal.

Algunas versiones dicen que las tres nacieron como monstruos, pero los mitos predominantes las tenían como hermosas doncellas. Medusa era tan hermosa que Poseidón estaba loco por ella, pero a ella lo ignoraba. El dios Poseidón la convirtió a ella y a sus hermanas en monstruos con serpientes vivas cubriendo sus cabezas. Medusa mantuvo su hermoso rostro, pero todo lo demás era tan monstruosas. Quienquiera que se atreviera a mirarlas a la cara terminó convirtiéndose en piedra.

Perseo, no obstante, tenía una tarea difícil. Pidió ayuda a Atenea y a Hermes y éstos, junto con las ninfas, le proporcionaron sandalias aladas para llevarle al fin del mundo donde vivían las gorgonas, un casco que lo hacía invisible, una espada y un escudo en el que se reflejaba todo lo que tenía delante. Esta última era la herramienta era la más importante de Perseo, ya que le permitía ver un reflejo del rostro de Medusa y evitar ser convertido en piedra.

La cabeza de Medusa

medusa mitologia

Cuando Perseo le cortó la cabeza a Medusa, de las gotas de su sangre aparecieron de repente dos descendientes: Pegaso, un caballo alado, y Chrysaor, un jabalí gigante o alado. Se cree que esos dos eran hijos de Medusa con Poseidón.

En cualquier caso, una vez cumplida su tarea, Perseo regresó volando y escapó de las hermanas de Medusa que trataron de llegar a él. Más tarde, Perseo usó la cabeza de Medusa como arma en muchas ocasiones hasta que le dio la cabeza a Atenea para que la colocara en su escudo.

El mito de Perseo y Medusa fue una de las inspiraciones más poderosas para muchos artistas en la antigüedad, pero tampoco ha perdido su significado artístico hasta el día de hoy. Pinturas y esculturas del momento de la decapitación o el propio retrato de Medusa son famosos en todo el mundo.

Una de las obras de arte más conocidas es el escudo Medusa de Caravaggio, pintado a finales del siglo XVI. Se expone en el museo Uffizi de Florencia. Cerca del museo, en la plaza principal de Florencia hay una escultura de Perseo.

Además de Gorgonas, te puede interesar

sirenas